miércoles, 27 de enero de 2016

Cuba sin gluten

Por fin he recuperado Internet en casa y puedo actualizar el blog!!
El primero post con el que voy a abrir el 2016 es con uno que tengo pendiente desde el verano del año pasado...concretamente el de Cuba. 
Ya os adelanto que no es el mejor destino al que he ido como celíaca pero aún así, os recomiendo el viaje. Y es que, a veces tenemos que viajar a sitios en los que no encontraremos un destino ideal en relación con el mundo sin gluten pero bajo mi punto de vista no debemos cerrarnos puertas. Hay que prepararse el viaje muy bien y a lo mejor llevar la maleta llena de comida pero normalmente siempre, siempre, merece la pena. De este viaje tenemos muchísimas fotos, alguna de ellas las incluyo aquí. 
Cuba sin gluten
La verdad que este destino se me hacía un poco cuesta arriba, pero como "mi celíaco por amor" (expresión que me hace mucha gracia y ya la utiliza mucha gente jeje) llevaba varios años con ganas de ir, al final acepté Cuba y me puse manos a la obra...o mejor dicho, al ordenador y empecé a buscar información.
La búsqueda singlu la hago siempre que me estoy preparando un viaje pero aquí especialmente. Es cierto que yo también tenía muchas ganas de ir pero había leído tantas opiniones negativas que siempre lo acaba posponiendo. Es un destino complicado, no os voy a decir que no, pero tampoco es tan negativo como algunos lo pintan. 
No hay mucha información relativa al mundo singlu en Cuba y es difícil encontrar experiencias de celíacos o sensibles al gluten que hayan estado y nos lo cuenten pero alguna hay. Lo peor es cuando preguntas en algún foro o pagina de face y solo te contesta la gente dando opiniones negativas, es un bajón. Pero bueno, lo que hay que tener en cuenta es que allí del gluten saben poco y aunque sepan, tampoco tienen muchas opciones de comprar productos aptos y controlados. Sabiendo esto, ya te puedes organizar el viaje para no tener problemas allí.
Yo lo primero que hice fue buscar info para ver que se podía pasar y que no, de comida me refiero. Como en muchos otros sitios, carnes y alimentos derivados de la leche está prohibidos meterlos aunque sean al vacío. Como siempre, todos conocemos a alguien que ha ido y lo ha pasado sin problemas pero yo paso de arriesgarme, llevo lo que esté permitido y voy mas tranquila. Lo mejor de este viaje es que como fue en verano, me quedaba mucho espacio libre en la maleta para que la comida singlu fuera a sus anchas. Así que la lleve a tope, si me llegan a parar se hacen un festival para todo el aeropuerto :)
Siempre metemos la ropa mitad y mitad, es decir, en cada maleta mitad ropa mía y mitad ropa de Dani. Por si nos pierden una, así siempre tendremos algo que ponernos. Pues con la comida hago lo mismo. Es mas, en la bolsa que llevaba como equipaje de mano (una mochila de estas de tela) también llevaba alguna cosa por si acaso. 
Aqui podeis ver una parte del contrabando sin gluten ;)
Que llevaba? Pues un poco de todo, me da igual que se vean las marcas en la foto, así veis exactamente que es lo que llevaba. Latas de atún, de sardinas, de pollo, patatas fritas, galletas, ensaladas variadas, magdalenas, pan de molde, pan tostado, piquitos, frutos secos...y alguna gominola. Lo de la foto es una parte, todavía llevaba alguna cosa mas. Como ya sabéis, lo mio es un poquito mas difícil ya que ademas de gluten tampoco puedo tomar lactosa, así que la cosa se complica mas para comer fuera. Por eso, iba blindada.
Solucionado el tema de la "maleta sin gluten", también tenéis que tener en cuenta pedir el menú sin gluten y sin lactosa (en mi caso), en el avión. Esto hay que avisarlo con antelación pero no hay ningún problema. Ademas, no es por nada, pero a mi normalmente siempre me parece que está mejor el mio que el normal jejeje y encima me sirven de las primeras (los menús especiales van los primeros). Será que no soy muy tiquismiquis pero a mi me gusta (y ya he comido varios). 
Menú especial en el avión 

Una vez en Cuba, nosotros estuvimos en La Habana. Nuestro hotel allí solo incluía el desayuno. Si os gusta la fruta no tendréis problema, porque hay mucha y buena. Yo lo que hice fue hablar con el jefe de camareros el primer día y contarle mi situación, lo que desayunaba normalmente era un revuelto de huevos. Ojo! que le echan leche...me dijeron que lo hacían para que no cogiera un color verdoso y poco apetecible, me comentaron eso en los dos hoteles que estuvimos, a mi en casa me queda de un color muy bonito y solo lleva huevos pero en fin. Avisando y estando muuuuy encima no tiene que haber problema. 

Mi revuelto para el desayuno

La mesa de frutas

De todas formas, yo llevaba galletas, magdalenas...y si lleváis las bolsas especiales para la tostadora, incluso podréis tostar el pan de molde. Si solo sois celiacos, lo tendréis infinitamente mas fácil, podéis llevar sobres de cacao en polvo y tomarlo con leche. Sin lactosa no suelen tener nada. 

He de decir que yo iba un poco tocada de España, había estado bastante malilla antes de ir y al día siguiente de estar allí tuve una tarde de las que hacen época, no me digáis que comí que me sentó mal pero ya cogí un poco de miedo y no me quise arriesgar a comer o cenar fuera. Es que la sensación de estar mala (ya sabéis a que me refiero)  no es la primera vez que terminó en el hospital con suero en vena, cuando estás fuera de casa y en un país algo complicado no es muy buena. Así que después del susto y de estar sin salir del hotel toda esa tarde y esa noche, los días siguiente tire de mi maleta sin gluten. De todas formas, siempre que íbamos a algún sitio preguntaba pero ninguno me convenció lo suficiente (según y como estaba necesitaba seguridad). Pero ya os digo que no tienen mucho conocimiento en lo que se refiere al gluten, podéis decir sin cereales y explicarlo muy bien pero el tema de la contaminación cruzada...
Aun así, merece la pena ir y comer de bocadillo o de lata. Es una pasada, es verdad que no es una ciudad cuidada pero es que ahí reside su encanto. Edificios en ruinas pero con unas estructuras que son para sacar 3000 fotos. También están arreglando alguna parte de la ciudad y esas partes que ya están restauradas son super bonitas. 
La Plaza Vieja

El Capitolio

El teatro Real
Mi recomendación es que si vais de hotel os quedéis en uno del centro. Los mas modernos están bastante alejados de la parte vieja y yo creo que merece mas la pena quedarse en uno antiguo (que también están restaurados) aunque tener en cuenta que no son a lo que estamos acostumbrados por aquí. Si ya estáis por la Habana vieja podréis ir a casi todos los sitios andando y eso es un lujo. 
Una cosa que hicimos allí y no hacemos nunca es montarnos en el autobús turístico. No es el típico con paradas marcadas, éste también hace paradas pero marcadas no están...Yo creo que merece la pena porque podéis ver sitios que quedan alejados del centro y por lo menos para haceros una idea de la ciudad está muy bien. Nosotros nos bajamos en la Plaza de la Revolución, donde está el Museo de José Martí y las imágenes del Ché y de Camilo Cienfuegos (personaje que personalmente me encanta). Estuvimos bastante rato por allí y luego cogimos el siguiente autobús para seguir la ruta. 
La Plaza de la Revolución

El Ché
Si os entra el hambre os iba a decir que podéis comprar algo de fruta a las personas que la venden en carritos por la calle pero una amiga cubana que aunque vive en España desde hace mucho tiene casa en La Habana y va todos los años me dijo la semana pasada que los habían prohibido. Prefiero no entrar en las razones que dan para ello.
Los carritos con fruta
Hay muchas cosas para ver en la ciudad: El Museo de la Revolución, La Catedral, El Museo de Bellas Artes, La Plaza Vieja, La Plaza de Armas, La Iglesia de San Francisco de Asís, Castillo de la Real Fuerza,  El Capitolio, El Paseo del Prado, El Malecón...En fin, que en La Habana hay mil sitios para ver, que es una ciudad con muchísima historia, con un pasado colonial que se ve claramente porque no ha sido reformada y los edificios que poco a poco van restaurando lo hacen respetando la estética de los mismos. Y por supuesto los coches, coches de los que tenemos un millón de fotos porque cada uno que veíamos era mas guapo que el anterior. 
Típica calle de La Habana

La Catedral

El Malecón

Desde el hotel con el Capitolio al fondo
También podéis coger alguno de los autobuses que van a las Playas de Este, están cerca de la ciudad y son una pasada, hay muchas, antes de ir a ninguna informaros para bajaros en la que mas os interese. Las hay muy turísticas, con bares y demás y las hay menos masificadas.
Recomendable sin duda la visita a El Morro y desde allí sacar tropecientas fotos de la ciudad desde ese lado. También podéis ir a la ceremonia del cañonazo. Nosotros nos movimos en taxi.
Por supuesto, los mojitos los podemos tomar jejeje, y podéis ir a La Bodeguita del Medio y al Floridita. 
Mojitos en La Bodeguita del Medio

La Bodeguita
Volvería a La Habana mañana mismo aunque tuviera que comer pan de molde todos los días que estuviera allí.
Después estuvimos en la zona de los Cayos. Toda una experiencia llegar, en un avión de hélice solamente con dos ventanas y que se movía como si no hubiera un mañana. El "aeropuerto" desde donde salimos es para verlo...y los billetes son de ida y vuelta, es decir, te los dan al pasar a una sala y cuando sales te los quitan para reutilizarlos. No es apto para la gente que tenga miedo a volar. 
El avión que nos llevó a los Cayos
Esa zona es una pasada, playas casi vírgenes y solamente algunos hoteles. Si vais no dejéis de ir a Playa Pilar. Una playa preciosa, con un agua turquesa y cristalina que es una maravilla. 
Playa Pilar

Playa Pilar
Estuvimos alojados en el Meliá de Cayo Guillermo. Un todo incluido del que disfruté poco la verdad pero bueno, ya sabía a lo que me enfrentaba. El primer dia lo comenté con el jefe de cocina del restaurante principal y me sacaban arroz blanco, carnes a la plancha...directamente de cocina. También me dieron mermelada que me llevaba a la habitación y luego la bajaba para desayunar y miel. Si podéis tomar lácteos suelen tener mucha variedad de quesos, los revueltos lo mismo, me los sacaban de dentro. No me fiaba mucho de las planchas del restaurante principal porque muchas veces ponían salsas o echaban quesos... De los restaurantes que tenían grill sí. El pescado solo llevaba aceite y sal. De todas formas ya os digo que en relación a la comida lo disfrute poco. El ultimo día nos encontramos de casualidad con el Jefe de cocina del hotel y era español, creo que de Valencia y hablando con él fue super amable. Me explicó que allí era muy complicado encontrar productos sin gluten, que podían conseguir por ejemplo harina de arroz o de maíz pero que ninguna estaba certificada sin gluten. Y también me dijo que si hubiera llevado pasta me la podían hacer sin problema en la cocina, la verdad que no caí en eso pero os lo digo por si alguien se ve en una situación parecida y quiere llevar por lo menos un paquete en la maleta. Al personal de cocina les dan algún curso sin gluten, ya me lo habían comentado los cocineros y la verdad que conocían la contaminación cruzada. Estando allí uno de ellos nos comento que su sobrina era celíaca y lo pasaba fatal porque no tenía casi productos, la pena fue que me lo dijo el último dia y yo ya estaba pelada, si no le hubiera dado cosas singlu. 
Meliá Cayo Guillermo

Playa del hotel
A la zona de los Cayos no se si volvería, creo que no, le daría prioridad a un viaje visitando mas zonas de Cuba, como Trinidad que no estuvimos y todo el mundo habla maravillas.

Como veis, no es un destino maravilloso en relación con la comida, pero ya os digo que merece la pena. Que no os frenen las intolerancias a la hora de viajar, que a lo mejor no podemos comer cosas típicas de allí, que no podemos ir a cualquier restaurante y disfrutar de la comida pero es que hay veces que merece la pena comer bocadillos, galletas y cosas envasadas traídas de casa solo por disfrutar del viaje, de la gente, de los sitios, del paisaje, de la cultura....Viajar es un placer y no nos puede frenar ni el gluten, ni la lactosa, ni el huevo, ni....


9 comentarios:

  1. Hola Patri Vasquez!!!! excelente tu blog!!! gracias por compartir. Estoy en breve yendo a este destino y me sirvio mucho los alimentos que llavaste. Yo soy celiaca pero puedo comer lacteos. Podrias decirme como son las bolsas para tostar el pan y si llevaste pan cuanto te duro alli???
    Muchas gracias por la info!!!!!
    Marcela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcela!! Muchas gracias por leerme y por escribir!!
      A mi el pan me duro todos los días q estuve allí y además al llevar también pan tostado pude comer algo de pan todos los días :)
      Las bolsas para tostadora se pueden encontrar en grandes supermercados o en tiendas online. Hay de varias marcas, las de Ibili están muy bien.
      Espero q te lo pases muy bien por allí!!!

      Eliminar
    2. http://recetas-cocina.ibilimenaje.com/blog/2013/10/21/bolsas-para-grill-y-tostadora-muy-practicas-para-personas-celiacas/
      En este artículo puedes ver algo más sobre las bolsas con foto incluida ;)

      Eliminar
  2. Hola Patri vAZQUEZ. En la Habana hay algun restaurante para cenar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Se uno que está en el Centro Asturiano, el que es tipo parrilla (me comentaron que podían hacer carnes o pescados a la brasa) pero yo finalmente no fui ya que los días antes había estado mala en España y preferí no arriesgar
      Si

      Eliminar
  3. Hola Patri hay algun restaurante en La Habana donde se pueda almorzar o cenar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Se uno que está en el Centro Asturiano, el que es tipo parrilla (me comentaron que podían hacer carnes o pescados a la brasa) pero yo finalmente no fui ya que los días antes había estado mala en España y preferí no arriesgar

      Eliminar
  4. Hola podrian decirme si el La Habana hay lugar donde cenar gluten free?

    ResponderEliminar
  5. Hola! Muchas gracias por compartir tu experiencia. Es súper útil y amable de tu parte este aporte!!! Felicitaciones..

    ResponderEliminar